Entradas populares

lunes, 17 de junio de 2013

La otra niña consentida

Soy hija única, no tengo hermanos ni hermanas, obviamente; pero tengo primos y primas a quienes adoro mucho, en especial a mi prima Gina, que a pesar de ser mucho menor que yo congeniamos casi en todo, tanto así que la he adoptado como mi hermana menor. Cabe resaltar que de haber tenido hermanos, me hubiese gustado tener un hermano o hermana mayor, para seguir siendo la niña consentida; sin embargo, adopté a Gina por que es una niña consentida así como yo y es impresionante la conexión que existe entre ambas.
Nunca imagine que tener hermanos sea espectacular, ya que esa conexión es muy fuerte y sobre todo que puedes compartir tus momentos de felicidad, tus momentos de debilidad sin ningún tipo de reparos, ya que tu hermano(a) siempre estará contigo, dispuesto y cuando rías, reirá; cuando llores, enjugara tus lágrimas y te dará consejos para superar tus problemas. Un hermano(a) te dará valor en los momentos cuando sientas que todo está perdido y si te lastiman, sacará cara por ti por que el amor fraternal también pasa las barreras sanguíneas, ya que un mejor amigo(a) también puede llegar a ser como tu hermano(a) si es que esa conexión fraternal existe entre ambos.

Muchas veces me pregunto, por que he de sentir esa conexión con ciertas personas, esa sensación de complicidad y entendimiento mutuo que hace que pueda sentir cuando alguien de mis amigos esta en problemas o cuando tienen algo importante que contar. Aún no encuentro la respuesta a esa interrogante, pero lo único que sé es que es algo muy positivo, ya que puedo comprender lo que mis amigos necesitan y se me hace fácil tanto dar como recibir un consejo.

La complicidad y conexión entre amigos es algo que no tiene precio y que si lo sientes debes aprovecharlo. Cuando Dios te da un don, siempre has de saber identificarlo y trabajar en él, esto te ayudará a saber reconocer tu propósito en esta vida y saber que hay personas en este mundo que Dios la envió para que sean más que tus compañeras y recuerda que los amigos son la familia que se escoge.

De antemano, te agradezco Gina, por saber comprender mis locuras, por escucharme y por reírnos juntas, nunca en la vida supe que se sentía tener una hermana así de loca como yo, no cabe duda de que estamos sincronizadas y sé que siempre me apoyarás, así como yo a ti.

miércoles, 6 de febrero de 2013

Año sabatico


Espero que no tomen como una falta de respeto el hecho de que me haya ausentado tanto tiempo, pero asi como todos los seres mortales de este planeta tenía cosas que resolver y tomarme Un tiempo para encontrarme conmigo misma y reflexionar sobre las desventuras y buenos momentos de mi vida. Sobre mis hijos, mis tareas pendientes y por que no decirlo, sobre nuevas vivencias experimentadas en este cuasi medio año sin escribir una línea para el blog, prometo escribir más seguido y espero me comprendan. Les doy las gracias anticipadamente, muchos besitos.