Entradas populares

lunes, 30 de abril de 2012

¿Se respeta el derecho a la vida?

Karely tiene un retraso y está muy preocupada, ya tiene un hijo y su relación de pareja es inestable, ya que para su mala suerte le tocó un hombre poco responsable e inmaduro. Se levanta muy temprano, angustiada por el hecho de pensar que ese retraso pueda significar un embarazo seguro, no lo piensa más y se dirige a la farmacia más cercana a comprar un test de embarazo instantáneo y así salir de dudas; está muy nerviosa y no piensa decírselo a nadie hasta no estar cien por ciento segura. Sale muy nerviosa de su casa, ensayando lo que le dirá al farmacéutico de su cuadra para comprar la prueba, ya que éste sabe de lo inestable que es el padre de su hijo y del que supuestamente viene en camino, camina de un lado a otro, se come las uñas, divaga, piensa, se dice a sí misma que lo que hizo no debió suceder, que no debió caer en la tentación de ir a la cama con el padre de su hijo una vez más convencida de que por nada del mundo lo hará cambiar y así tuviera un hijo más no madurará, está convencida de que si este bebé nace vendrá a sufrir y ella sufrirá más por que tendría que afrontar los gastos solay con dos hijos. Cavila un rato, se arrepiente, piensa en como vino su primer hijo al mundo, en la reprimenda que le dio su madre cuando se enteró de su embarazo, pues si bien era cierto no era tan pequeña para tener a su hijo como yo, pero estaba a punto de tener un hijo con un hombre inmaduro e irresponsable, que no le favorecía para nada. Se para frente a la puerta y decide llamarme, quien como mi amiga Lola para aconsejarme, se dice a sí misma.

-Lola, tengo un problema, necesito que me ayudes, tengo un retraso y no me atrevo a comprar el test en la farmacia por mi cuenta, por favor cómpralo tú, no seas mala, hoy por ti, mañana por mí-dice angustiada.

-Karely, en que te metes- le respondo, yo no soy quien para juzgarte pero tú sabes muy bien lo que haces y las consecuencias que conllevan estar íntimamente con alguien sin ningún tipo de precaución, ahora asume tu responsabilidad. Se queda en silencio durante un minuto y se da cuenta de que yo, aún siendo menor que ella tengo más juicio.

-Como se ve que a pesar de tus locuras y sarcasmos, eres una persona buena y madura- me dice, no sabes cómo me estoy sintiendo, tengo mucha vergüenza, no sé que voy a hacer si me sale positivo, no quiero que Rafael se entere, él no lo sabrá jamás, no quiero tener este hijo- me dice en medio de lágrimas.

-Cálmate y respira hondo- le respondo, todavía no es nada seguro, aún no compras la prueba y aún así la compres, ese tipo de examen no te da un cien por ciento de probabilidad, solo te da una referencia, por que no esperas más tranquila y te sacas unos análisis de sangre, ese resultado es infalible. - porque tengo miedo-interrumpe con su voz llorosa, por que el mundo se me vendrá abajo al saber la verdad. - Eso es lo que debiste pensar antes- le respondo, ahora como toda una mujer hecha y derecha de 27 años, prepárate para lo que te diré por que como te dije antes tienes que asumir las consecuencias, niña, según este test, tú estás embarazada.

Karely sintió que se moría y pensó la peor manera de solucionar su retraso, lloró mucho, pero en el fondo sabía que era su responsabilidad, que no había lugar para las lamentaciones, estaba embarazada y eso era un hecho. En el fondo de su ser sabía que ese ser tan pequeñito no merecía estar en su vientre; sin embargo quitarle la vida, su primer derecho, no era la mejor soulución. Por otro lado, yo estaba decidida a apoyarla en lo que ella decidiera; sin embargo no estaba de acuerdo con que ella aborte a su hijo. Si ella decidía hacerlo, estaba de más decirle que no la apoyaría.

Nuestra rutina diaria había terminado y era hora de regresar a nuestras casas. Karely no paraba de llorar y me dijo que al día siguiente iba a terminar con su embarazo, la abracé como si estuviera abrazando a una hermana y le dije que el bebé no tenía la culpa, que si ella supiera lo que yo padecí cuando mi hija estaba por venir se caería de espaldas.

Yo, al igual que ellas, en aquel momento estaba separada, sin saber que dentro de mí se encontraba mi pequeña. Cuando me enteré no fue una noticia grata ni alentadora, por el contrario no pude creer lo tonta que fui para haber permitido que sucediera y eso que yo me estaba cuidando, recuerdo que ese día, al igual que mi amiga, me puse a pensar lo peor y pensé tomar aquella drástica decisión, de la cual me hubiese arrepentido toda mi vida si la hubiera cumplido. Fui al médico y vi la ecografía, mi pequeñita pendía de un hilo y podía observar como se aferraba a su vida y pensé en ella, en el dolor que le causaría, me sentí de lo peor, me sentí una asesina, una verduga y me dije a mi misma que no lo haría, me toqué el vientre y le pedí perdón por pensar así, que con o sin ayuda de su padre yo lucharía por ella y por sus hermanos y que jamás haría nada para hacerle daño y supe que valía la pena continuar con mi embarazo, que esa niña vendría para llenar mi mundo de felicidad. Al contarle a su padre, al principio no pensaba apoyarme y no me importó, se lo dije muy claramente que no sería ni la primera ni la última mujer que tiene 3 hijos sola y que si iba a llenarme la cabeza de malos pensamientos, estaba perdiendo su tiempo por que nada ni nadie me iba a hacer cambiar de opinión, la vda continuaba y Dios sabía por que me estaba mandando a este angelito, días después me pidió perdón por decirme todo lo que me dijo y decidió apoyarme en mi embarazo, como toda pareja tenemos altibajos pero nos va muy bien desde que mi pequeña nació.

Le conté a Karely como yo asumí mi responsabilidad sin huir y sin poner excusas para hacerlo, por algo Dios me hizo mujer y las mujeres tenemos mucha fuerza para asumir lo que nos toca. Desde ese día rezo por Karely, para que Dios ilumine su mente y asuma su responsabilidad, ya que ese angelito que lleva dentro no tiene la culpa de que sus padres no se quieran.

miércoles, 18 de abril de 2012

Significado de ser madre

Trabajar y ser madre es muy sacrificado algunas veces, sobre todo cuando hay niños pequeños. Personalmente aplaudo la labor de aquellas madres que por circunstancias de la vida les ha tocado la labor de asumir esta tarea solas y se matan trabajando de sol a sol con tal de llevarles un pan a sus hijos, con tal de darles educación y hacer que nada les falte, admiro la labor de esas madres ya que mi madre fue una de ellas y lo dio todo por mi hasta el último de sus días, lamentablemente el destino me la arrebató muy pronto y desde este mundo le agradezo a mi madre por haberse dedicado a mi y por que yo sé que si ella estuviera en este mundo sería la mejor madre y la mejor abuela precisamente por que reconozco que tal vez yo no sea la madre que debería ser ya que la paciencia se me agota y muchas veces, valga reconocer, siento que no puedo soportar los llantos estrepitosos de mis pequeños retoños que hacen poner mis nervios de punta. Dedico este post a todas las madres jóvenes como yo, que supieron asumir sus responsabilidades, que muy a pesar de todo el estrés que llevan consigo son capaces de darles todo el amor a sus hijos, que son mujeres de verdad, por que ser mujer no es solo ser la más sexy, la más deseada o la que siempres está a la moda y tiene detrás de sí todo un séquito de galanes rondandola. Ser mujer es más que eso, ser mujer es ser franca, es saber dar lo mejor de una misma para bien de nuestra familia, es saber tener firmeza para tomar decisiones sin dejar que nadie ni nada nos detenga.

Aplaudo también a todas aquellas mujeres que la vida no les dio la oportunidad de ser madres y que asumen esa responsabilidad con mucho amor, por que ser madre no radica solo en engendrar un hijo y llevar un embarazo, ser madre implica dar amor, seguridad,educar, entender y ser una fuente d confianza para los hijos. Cuantas mujeres hay en el mundo que rechazan esta digna labor y que con el paso de los años se arrepienten, elevo una oración por ellas para que Dios toque su corazón y les haga ver que hay seres que las necesitan para ser mejores personas, esos seres son sus hijos.

sábado, 21 de enero de 2012

Los invisibles

Si hay algo que me indigna es cuando se discrimina a una persona, ya sea por su condición social, racial, sexual o cualquier otra índole. Se que en estos casos no soy la más indicada para hablar de estos temas, ya que soy una persona muy sarcástica; confieso que en algún momento me he burlado de la manera de hablar de alguien o he imitado su manera de hablar, ya que me causó risa o es parte de mi sarcasmo; sin embargo la discriminación va más allá. A veces me pregunto cuando será el día en que la humanidad aprenda a respetarse como tal y a comprender que todas las personas sean como sean o tengan las creencias que tengan son seres humanos y todos somos iguales ante los ojos de Dios y ante la ley. Tal vez podamos ser diferentes en cuestiones culturales, étnicas, etc., pero todos, absolutamente todos venimos de una mujer, todos tenemos brazos, piernas, cerebro, un corazón, etc. Todos nacemos, crecemos, nos reproducimos y finalmente morimos, todos tenemos sangre de color rojo y esqueleto de color blanco, por lo tanto nadie es más ni menos que nadie.

Lo que me lleva a escribir esto es lo que veo en la vida cotidiana y sobre todo aquí en este país pluricultural y multiracial donde a pesar de todo no existe la tolerancia entre sociedades, razas (aunque no se si se podría hablar de razas, ya que todos aquí somos mestizos), religiones, sexo, etc.

Lastimosamente quien tiene más dinero siempre trata de pisotear al que menos tiene, lo minimiza, lo explota y es ahí cuando se ven marcadas las diferencias entre grupos sociales y se crea un cierto tipo de resentimiento, donde el que menos tiene o el que es menos favorecido tiende a rebelarse contra el sistema, creando así conflictos sociales que muchas veces o casi siempre influyen en lo político.

Por otro lado vivimos en un país muy machista, que si bien es cierto, las mujeres hemos sabido ocupar cargos que usualmente eras solo ocupados por varones, aún se ven rezagos o se ve la diferencia muy marcada entre un hombre y una mujer en todo sentido, ya que siempre es muy fácil juzgar a una mujer por su comportamiento y siempre nos tildan como el sexo débil, cuando hoy por hoy somos las mujeres las que le damos la estabilidad al hogar, tanto en el ámbito económico, profesional como en el ámbito del hogar. Las mujeres hemos sabido demostrar que podemos organizar  y administrar bien nuestro tiempo para cumplir con todos nuestros roles, como madres, trabajadoras, etc. Últimamente se han registrado casos de feminicidios, ya que muchos hombres no toleran que sus mujeres sean más hábiles que ellos o simplemente por el simple hecho de ser mujeres.

En cuanto a lo racial, me apena mucho decirlo, pero no hemos avanzado nada, a pesar de ser un país donde se ven confinadas todas las razas; siempre existen los complejos donde quien tiene el color de piel más claro o no tiene rasgos indígenas o africanos se siente superior al que si los tiene. Lo peor de todo es que siempre sucede esto en los lugares comerciales o barrios exclusivos, donde se reservan el derecho de admisión y catalogan a las personas solo por su apariencia física. Lo más lamentable de todo esto es que también estas diferencias raciales restringen hasta las oportunidades laborales para una persona, generalmente la tendencia es que el puesto se lo lleva la persona que "mejor presencia" tiene. ¿ Y qué es "buena presencia" para los empleadores ?, generalmente personas que tengan lo menos posible rasgos indígenas (cuando la mayoría de peruanos descienden de indígenas y por lo tanto tienen sus rasgos marcados), que tengan una buena talla mínimo 1.65 ( cuando la mayoría de peruanos a las justas y llega al 1.60).

También han existido casos en los cuales se han catalogado o prejuzgado a las personas por su procedencia o por sus rasgos, llamese el caso de las discotecas exclusivas o el caso del cine en un conocido y exclusivo centro comercial.

Yo solo me pregunto, cuándo será el día en que como seres humanos aprendamos a respetarnos como tal y aprendamos a vivir en verdadera comunidad sin discriminar ni hacer sentir mal a nadie por su raza, sexo, opción sexual, etc. Cuándo se comprenderá que como sociedad todos podemos vivir tranquilos sin necesidad de discriminar.

domingo, 15 de enero de 2012

La niña consentida: ... Y tenian que ser hombres!!!

La niña consentida: ... Y tenian que ser hombres!!!: No entiendo por que algunos hombres complican su vida metiendose en problemas. Tienen novia y buscan otra y otra más y así sucesivamente. Lo...

La niña consentida: Cuando nadie los ve

La niña consentida: Cuando nadie los ve: El tema del que voy a hablar es delicado y preocupante a la vez. A veces como padres creemos que nuestros hijos son felices si nosotros les ...

domingo, 1 de enero de 2012

A empezar el año con buen pie

Se va el año y empieza el año nuevo con mucha expectativa de la gente, ya que dicen que el 2012 será el fin del mundo o el inicio de una nueva era. Sin embargo yo creo que mientras estemos vivos y la salud nos acompañe el mundo no se acabará, muy optimista mi pensamiento, pero es mejor ser optimista para que las cosas nos salgan bien. Muchas veces las cosas no salen como uno las planea, como dije anteriormente, lo importante es tener salud, ya que es el eje principal en nuestras vidas y din ella no se puede hacer planes.

Nunca me quejo ni me arrepiento de las cosas que hago, trato de disfrutar todos y cada uno de mis días como si fueran los últimos. Este año o mejor dicho el 2011 que se fue, ha sido un año en el cual me he sentido plena y he madurado en muchos aspectos de mi vida. Las personas a veces cometemos errores y son éstos los que nos ponen un toque de madurez a nuestras vidas ya que de ellos aprendemos mucho. Puedo decir que me equivoqué en algunas cosas pero supe salir airosa de los problemas poniendo toda mi confianza en Dios, dejándolo todo en sus manos.

El 2011 también me hizo muy feliz, ya que tuve la dicha de ver nacer a mi tercera y última hija Camilita, que si bien es cierto no estaba en mis planes, llegó a mi vida para darle alegría y para tener una razón más para vivir. Cada vez que la veo sonreír siento que los problemas se acaban y que la vida se hizo para disfrutarla, en realidad con mis tres hijos me siento plena aunque haya dejado inconclusas algunas cosas, los veo y sé que nunca será tarde para culminarlas.

Soy una madre joven y en estos momentos (31 de diciembre, 12:00 pm) debería estar disfrutando de una reunión de año nuevo con mis amigos, tal vez en un campamento (odio los campamentos) para pasar el rato o en una discoteca para despedir el año bailando; sin embargo no lo haré, ya que mis hijos aún están pequeños y necesitan estar con sus padres; además el día de hoy hasta el más aguafiestas sale a despedir el año, por lo tanto no hay niñera ni tía aguafiestas para que venga a cuidar a los bebés; en fin, no lamento eso. Al contrario, busco la manera de buscar diversión al lado de mis bebés, por eso la fiesta de año nuevo será en casa y la pasaré con las personas que más quiero y que me han sabido demostra que me tienen aprecio o en todo caso que nos tienen aprecio a mi y a mi familia.

Quiero agradecer a todas las personas que me leen y que me siguen , también les deseo que tengan un buen año lleno de dicha, salud y felicidad.

También quiero disculparme con las personas que sin querer herí y perodnar a las que me hirieron para empezar este año con buen pie y sin rencores. Los años pasan y con éstos la vida también, la vida es una sola y hay que saberla vivir bien, por eso de antemano agradezco a los envidiosos por estar pendientes de mí, ya que con eso me demuestran que me admiran y a mi como a toda persona me gusta ser admirada, me suben la autoestima y no saben lo bien que se siente. Tengan un feliz año 2012.